Nuestra historia

 

Comenzaba el año 2010  cuando emprendimos la aventura de crear una tienda para comercializar
productos relacionados con el poker: maletines, fichas cartas, tapetes, mesas, etc.
El poker, en su variedad Texas Hold’em, estaba adquiriendo popularidad en nuestro país debido a las
retransmisiones de campeonatos por tv, y la expansión del juego por internet.
Pronto nos dimos cuenta que no sólo era necesario vender productos para jugar, sino, que era muy
importante ayudar a entender el juego y orientar a los  jóvenes y no tan jóvenes aficionados que venían a la
tienda a informarse.
Por eso decidimos crear la Escuela de Poker, e impartir clases y cursos, para crear afición por el juego.
Debido a la cultura de nuestro país el juego del poker ha tenido históricamente una fama negativa. Y en parte es
verdad. Timbas clandestinas, gente arruinada, etc.
Pero la creación de los torneos de poker cambiaba por completo la forma de jugar.
Y nosotros, nos vimos obligados a explicar con rigor estos cambios a los nuevos y viejos aficionados.

Se comenzaba a jugar al poker como si de una competición deportiva se tratara.
Y esto requería aprender y controlar muchos factores:
Concentración, matemáticas, estrategia, toma de decisiones, psicología y claro, también algo de suerte.
Gracias a nuestros torneos, cursos, etc, hemos conocido muchísima gente que a su vez ha creado grandes
amistades, con el poker como testigo en sus vidas. Siempre hemos priorizado jugar al poker en un ambiente
sano, deportivo y divertido, creando para ello campeonatos con entrega de trofeos para que el
recuerdo perviva.

Han sido ya 10 años enseñando y aprendiendo a relacionarnos, a conocernos y a mejorarnos como
personas con el poker como excusa.

¡Bienvenidos al maravilloso mundo del poker!